Bienestar Estrés

Cómo Ser Feliz: Kokoro o poner tu corazón en algo

Escrito por Samar Cajal

La semana pasada hablamos de juicios. Esta semana Cómo Ser Feliz: Kokoro o poner el corazón en algo.

El japonés es un idioma tan rico como su cultura milenaria. Tiene palabras tan maravillosas que no sólo tienen un significado, sino que además representan conceptos enteros que no se pueden resumir en una palabra. Esta semana me gustaría hablar de la palabra «Kokoro» y explicaros el concepto tan amplio que abarca y cómo nos puede ayudar a ser más felices.

Kokoro, de origen japonés, se puede traducir como corazón, emoción, vitalidad y fuerza, entre otros. Para los japoneses, es aquello que hace falta si se quiere progresar (en los luchadores de Sumo es muy utilizado). Según un artículo de Laura Lauman que habla sobre los diferentes significados de esta palabra, cuenta que, en artes marciales «debes poner tu cuerpo y mente en el objetivo, en lograr tu meta, para poder concentrarte y vencer a tu oponente. Muchas veces, ese oponente eres tú, el más complicado de vencer».

En Japón hay un dicho que dice «Mizu no kokoro» que traducido a nuestro idioma sería algo así como «mente como el agua». Para ilustrar esto, podemos recurrir al ya clásico video de Bruce Lee, que nos invita a vaciar la mente y Ser como el Agua.

Por ello, podemos deducir (aunque no sea una traducción «real») que el Kokoro es la actitud que tenemos que recuperar/entrenar para esos días en los que enfrentarnos a nosotros mismos y a los problemas de nuestro día a día, es una tarea ardua. Poner nuestro corazón en aquello que hacemos, con vitalidad y fuerza para conseguir nuestras metas y que no nos venzan las circunstancias externas o nosotros mismos con pensamientos negativos. Es una forma de cambiar la perspectiva de las circunstancias.

Pero ¿cómo lo hacemos? Esta maravilla de concepto parece difícil de llevar a la práctica pero con una pequeña secuencia de ejercicios (casi todos atribuibles al Mindfulness) se puede conseguir:

  1. Volver al momento presente conectando con nuestra respiración. Tomando unas respiraciones profundas y notando como inspiramos y expiramos sin intentar cambiar nuestro ritmo natural.
  2. Colocarnos en una posición centrada y equilibrada:
    1. De pie
    2. Con las piernas abiertas a la altura de las caderas
    3. Con las rodillas ligeramente flexionadas
    4. Con los pies firmemente apoyados en el suelo
    5. Espalda estirada como si nos estiraran por la coronilla
  3. Quedarnos en esa postura, respirando normalmente y siendo conscientes de nuestra respiración y postura hasta que sintamos que hemos recuperado nuestra «fuerza interna».

Si quieres aprender a practicar esta técnica y otras de Mindfulness y Journaling, inscríbete a nuestros grupos de práctica. Empezamos después de Semana Santa. Todos los lunes o martes en horario de mañana o tarde en C/ Juan Bravo 32, 1ºDcha. Más info aquí. 

¿Practicarás el kokoro esta semana?

No te pierdas la siguiente entrega de la serie «Cómo Ser Feliz:»Libertad»

 

Recuerda que la lectura de este post o los que se redactan en esta web, no sustituyen la ayuda de un profesional de la salud o un terapeuta. Estos posts se han escrito de modo general y no pretenden, en ningún caso, sustituir el acompañamiento profesional. Las soluciones que le funcionan a unos no le funcionan a otros, y sólo con la ayuda y acompañamiento de un profesional, encontrarás las soluciones que mejor se ajusten a ti y a tu situación específica.

Deja un Comentario