Bienestar Estrés

Cómo Ser Feliz: Movimiento y formas de Expresión

Escrito por Samar Cajal

La semana pasada hablamos de Libertad. Esta semana Cómo Ser Feliz: Movimiento.

El cuerpo humano no está hecho para estar detrás de un ordenador todo el día. Tampoco está hecho para ir en coche y pasarse horas en atascos. El cuerpo humano está hecho para moverse y expresarse con libertad. Para bailar al son de la música y surfear las olas.

¿Qué pasa cuando no nos movemos?

Está claro que no moverse lo suficiente tiene consecuencias físicas muy negativas para la salud. No soy médico y no voy a entrar a hablar de los efectos negativos que tiene para la salud, pero esta demostrado que no moverse es malo para el corazón, los músculos, articulaciones y demás.

Los beneficios del ejercicio físico, no son sólo a nivel físico, sino también mental y emocional. Cuando nuestro cuerpo está en movimiento segrega las 3 famosas:

  • Serotonina: Sobre todo si estás al aire libre. Responsable de esa sensación de calma y equilibrio.
  • Dopamina:  Nos deja esa sensación de placer que nos motiva internamente.
  • Endorfinas: Que nos ayudan a reducir el estrés, funcionan como analgésico natural y nos hacen sentir felicidad

Por tanto, a nivel psicológico y emocional, el movimiento corporal tiene numerosos beneficios, como por ejemplo:

  • Liberar estrés
  • Expresar y canalizar tus emociones
  • Encontrar sensación de equilibrio y paz
  • Trabajar la autoaceptación
  • Mejorar la flexibilidad y por tanto la movilidad
  • Sensación de autosuperación y autovalía
  • Pasar un rato divertido
  • Socializar

Además, mover nuestro cuerpo nos permite estar más conectados con él, conocerlo mejor: sus límites, sus destrezas… y recibir mejor las señales que nos transmite. Estar en sintonía con nuestro cuerpo nos ayuda a:

  • Notar cualquier cambio emocional
  • Saber qué cosa nos perjudican
  • Reducir nuestra crítica interna
  • Querernos más y cuidarnos mejor
  • Estar más pendientes de señales que nos manda el cuerpo
  • Escuchar nuestra voz interna
  • Descubrir nuestra feminidad
  • Conocer nuestros límites y aprender a superarlos

Si no te gusta ir al gimnasio, no hace falta que lo hagas. El movimiento se puede conseguir de muchas formas. Aquí te dejo algunas alternativas al ejercicio clásico:

  • Yoga, taichí, etc.
  • Artes Marciales
  • Defensa personal (además aí aprendes a defenderte)
  • Esgrima
  • Teatro (se trabaja mucho la corporalidad, la expresión y el movimiento)
  • Baile (hay tantos para elegir que seguro que alguno te gusta)
  • Hacer rutas por el campo
  • Saltar en una cama elástica (divertidísimo para toda la familia)

Otras palabras que podríamos haber usado con la letra «M»:

Mindfulness: Puedes leer más sobre Mindfulness aquí y aquí.

Metas: Tener metas en la vida es importante para poder dirigir nuestra atención hacia un lugar concreto. No obstante, es importante no apegarse al resultado. Lo importante es el camino, lo que aprendemos mientras lo transitamos. Las experiencias que nos llevamos mientras caminamos hacia esa meta, que quizá, por el camino cambia.

No te pierdas nuestro artículo la semana que viene con la letra «N»

 

Recuerda que la lectura de este post o los que se redactan en esta web, no sustituyen la ayuda de un profesional de la salud o un terapeuta. Estos posts se han escrito de modo general y no pretenden, en ningún caso, sustituir el acompañamiento profesional. Las soluciones que le funcionan a unos no le funcionan a otros, y sólo con la ayuda y acompañamiento de un profesional, encontrarás las soluciones que mejor se ajusten a ti y a tu situación específica.

Deja un Comentario